Los precios del petróleo perdían más de 1% el martes, en medio de las expectativas de que el mercado está bien abastecido y podrá soportar sin problemas la interrupción de suministros de crudo procedentes de Libia.

El crudo Brent bajaba 92 centavos a 64.28 dólares el barril alrededor de las 1016 GMT, luego de haber avanzado el lunes hasta su mayor nivel en más de una semana. El referencial estadounidense WTI cedía 59 centavos a 57.95 dólares el barril.

"Los participantes del mercado parecen menos ansiosos por las interrupciones de suministros de Oriente Medio, o al menos ese peligro se ha visto muy compensado por el fuerte aumento de la producción de Estados Unidos en los últimos años", dijo Bank ING en una nota.

Casi toda la capacidad de exportación de petróleo de Libia está bajo fuerza mayor -lo que la exime de obligaciones contractuales- luego de bloqueos a oleoductos en el este y oeste del país que detuvieron los envíos.

Si las exportaciones libias quedan detenidas por un periodo sostenido, los tanques de almacenamiento quedarán llenos en cuestión de días y la producción de desacelerará a 72,000 barriles por día (bpd), de acuerdo al portavoz de la compañía estatal NOC. Libia estaba bombeando recientemente cerca de .,2 millones de bpd.

Los disturbios en Irak, otro importante productos de crudo, también apoyaba inicialmente los precios del barril, pero funcionarios dijeron más tarde que el bombeo desde los yacimientos del sur del país no se han visto afectados por las protestas.

En tanto, Barclays proyectó que la demanda global de petróleo de 2020 subirá en 1.4 millones de bpd, unos 50,000 bpd por encima de sus estimaciones anteriores y una cifra superior al aumento de 900,000 bpd previsto para 2019.

El banco mantuvo sus previsiones para los precios del Brent y del WTI en 2020 en 62 dólares y 57 dólares por barril, respectivamente.