Los precios del oro bajaban este miércoles, en un retroceso desde un máximo de cerca de dos semanas del día previo, en medio de la presión de un dólar más fuerte y el avance de las bolsas en Europa.

A las 1211 GMT, el oro al contado caía un 0.02% a 1,138.62 dólares la onza tras haber alcanzado los 1,148.98 dólares el martes, su precio más alto desde el 14 de diciembre. Los futuros del oro en Estados Unidos ganaban un 0.04% a 1,139.2 dólares por onza.

"En el corto plazo, estamos centrados hacia un nivel de apoyo en 1,100 dólares y traspasarlo será muy pesimista para el metal. En cuanto al lado alcista, de verdad necesitamos superar el nivel de los 1,170 dólares y 1,200 dólares", dijo Naeem Aslam, analista de ThinkMarkets.

La confianza del consumidor en Estados Unidos subió en diciembre a su nivel más alto en más de 15 años, por expectativas de mejoras en el mercado laboral, el ambiente para hacer negocios y los mercados bursátiles tras la elección de Donald Trump como presidente.

Lo positivo del dato impulsa las expectativas de que la Reserva Federal subirá las tasas de interés a un ritmo más rápido en 2017, lo que bajaría la demanda por activos que no dan intereses -como el lingote- e impulsaría al dólar.

El índice dólar subía un 0.34%, mientras los inversionistas aguardaban los datos de las ventas pendientes de casas en Estados Unidos, a las 1500 GMT.

En un reflejo del ánimo pesimista de los inversionistas, los activos en SPDR Gold Trust GLD, el mayor fondo cotizado en bolsa respaldado en oro del oro, perdían un 0.14% a 823.36 toneladas el martes. Las tenencias han bajado un 13% desde las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

La plata caía un 0.55% a 15.863 dólares por onza. El platino ganaba un 0.12% a 899.41 dólares por onza y el paladio sumaba un 0.07% a 671.45 dólares la onza.

[email protected]