Los precios del crudo subieron levemente el jueves, luego de que un panel de la OPEP y sus aliados se reunió para revisar el cumplimiento del pacto para recortar el suministro de petróleo, aunque el mercado sigue preocupado por los nuevos casos de coronavirus en varias partes de Estados Unidos y China.

Los futuros del crudo Brent ganaron 80 centavos o 1.97% para cotizar en  41.51 dólares por barril, mientras que los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos avanzaron 88 centavos o 2.32% a 38.84 dólares por barril.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportacion ganó 1.97% o 66 centavos y cerró operaciones a un precio de 34.17 dólares el barril.

Tanto el Brent como el WTI llegaron a caer cerca de 2% previamente en la sesión, debido a que las preocupaciones sobre la demanda de combustible de avión aumentaron luego de que un incremento de los casos de coronavirus en Pekín llevó a la cancelación de vuelos y el cierre de escuelas.

“Verán un mayor cumplimiento de la OPEP”, dijo Phil Flynn, analista senior de petróleo en Price Futures Group en Chicago. “Yo creo que los precios subirían mucho si no fuera por el temor al coronavirus”.

En tanto, varios estados de Estados Unidos, incluidos Texas, Florida y California, reportaron fuertes alzas en el número de nuevos casos.

Presión

Un panel del grupo de productores OPEP+ presionó el jueves a países como Irak y Kazajistán a mejorar su cumplimiento de los recortes al bombeo de petróleo y dejó la puerta abierta para extender o aliviar las restricciones récord de producción desde agosto.

El panel, conocido como el Comité Conjunto de Monitoreo Ministerial (JMMC, por su sigla en inglés), asesora a la OPEP+ y se reunirá nuevamente el 15 de julio, cuando recomendaría el próximo nivel de unos recortes diseñados para respaldar los precios del crudo en medio de la pandemia de coronavirus.

El miércoles se anunció que las reservas de  crudo en Estados Unidos alcanzaron un nivel récord por segunda semana consecutiva.