Los precios del crudo referencial estadounidense cortaron el viernes una racha de siete caídas semanales, con un avance de 33 centavos en la semana, gracias a un repunte tardío por cobertura de posiciones cortas antes de la expiración de contratos el martes.

Los precios recibieron un fuerte impulso de un reporte de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que mostró que hay señales de que los precios más bajos han comenzado a reducir la producción en algunas zonas, incluida América del Norte.

Otro reporte, en este caso de la Universidad de Michigan, generó un segundo repunte tras mostrar que la confianza del consumidor está en su nivel más alto en más de una década, gracias al abaratamiento de la gasolina y la creación del empleo.

El petróleo referencial de Estados Unidos terminó con una subida de 2.44 dólares, a 48.69 dólares por barril. Los futuros del crudo referencial Brent ganaron 1.90 dólares y cerraron a 50.17 dólares por barril.

En tanto la mezcla mexicana de exportación ganó 1.56% y se vendió en 39.12 dólares por barril.

Sin embargo, el dólar siguió planteando algunos obstáculos para la subida de los precios. El dólar tocó máximos de varios años contra el euro, que cayó a un mínimo histórico después de que el Banco Nacional Suizo inesperadamente dejó sin efecto el límite impuesto al franco en su apreciación contra el euro.

Los precios del petróleo han caído casi 60% desde junio, ante un exceso de producción en todo el mundo, que superó a la demanda en un momento de crecimiento económico global débil.

Nadie sabe con certeza cuán bajo será el piso del mercado. Pero la ola de ventas está teniendo un impacto , dijo el viernes la AIE en su reporte mensual. Una recuperación de los precios -excluyendo algún trastorno importante- podría no ser inminente, pero están aumentando las señales de que se invertirá la tendencia ,indica el reporte.