Los precios del petróleo subieron el miércoles, con el Brent por encima de los 76 dólares por barril, un máximo desde finales de 2018, después de que datos mostraron que los inventarios de crudo de Estados Unidos bajaron a medida que los viajes se recuperaron.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron 7.6 millones de barriles la semana pasada a 459.1 millones de barriles, dijo la Administración de Información de Energía, una reducción mucho más fuerte que los 3.9 millones de barriles que esperaban los analistas en un sondeo de Reuters.

Las existencias en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega de los futuros del crudo estadounidense, cayeron 1.8 millones de barriles hasta alcanzar el nivel más bajo desde marzo de 2020. La demanda de gasolina también aumentó la semana pasada.

"La gente está volviendo a subirse a sus autos y eso se está reflejando en las cifras de manera importante. Eso va a mantener la presión alcista sobre los precios", dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group en Chicago.

El crudo Brent subió 38 centavos, o un 0.5%, para terminar la sesión a 75.19 dólares el barril. Su máximo de la sesión, de 76.02 dólares tras los datos de la EIA, fue el más alto desde octubre de 2018.

El West Texas Intermediate estadounidense (WTI) sumó 23 centavos, o un 0.3%, para cerrar en 73.08 dólares tras alcanzar los 74.25 dólares, también un récord desde octubre de 2018.

Un retroceso del dólar también ha impulsado al petróleo, haciendo que el crudo sea menos caro para los compradores con otras monedas.

El Brent ha subido más de un 45% este año, apoyado por los recortes de la oferta liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) y por el hecho de que la relajación de las restricciones por el coronavirus ha impulsado la demanda.

Algunos ejecutivos del sector hablan de que el crudo volverá a los 100 dólares por primera vez desde 2014.

"La demanda subyacente en el mercado físico significa que cualquier corrección a la baja seguirá siendo poco profunda y corta", dijo Jeffrey Halley, analista de la correduría OANDA.

La OPEP+, que se reunirá el 1 de julio, ha estado discutiendo una nueva reducción de los recortes de producción récord del año pasado a partir de agosto, pero no se ha tomado ninguna decisión, dijeron el martes dos fuentes de la OPEP+.

kg