Nueva York.- Los precios del petróleo cerraron el lunes al alza en momentos en que los inversionistas están pendientes de una posible caída en las importaciones ante la posible interrupción de una importante ruta de transporte marítimo a causa del derrame de petróleo en el Golfo de México.

El crudo de referencia para entrega en junio subió cuatro centavos y se ubicó en 86,19 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

El contrato había llegado incluso a 87,15 dólares, superando la cotización previa máxima en 18 meses de 87,09 dólares que alcanzó el 6 de abril. El viernes el contrato aumentó 98 centavos y cerró en 86,15.

Pero el lunes los analistas dijeron que por el momento, el derrame de crudo no ha impulsado el aumento de los precios del petróleo.

En cambio, los expertos atribuyeron el alza a una mayor fortaleza del mercado bursátil y a los indicadores que señalan una mejora en los sectores manufacturero y de la construcción, así como un aumento en el gasto de los consumidores.

``Las cifras económicas positivas hacen más creíble que la economía está en recuperación'', dijo el analista y agente Stephen Schork.

En este momento, los suministros no se han interrumpido. Los barcos han logrado sortear la mancha de crudo para dirigirse hacia la región del Corredor del Suroeste. El corredor es una zona vital por donde el petróleo y otros productos se desplazan hacia el río Misisipí en su ruta hacia Nueva Orleáns.

Varios analistas han expresado su preocupación por que la marea negra pueda interrumpir el tráfico marítimo con la cancelación de rutas o porque se obligue la limpieza de los barcos en el mar antes de que atraquen.

Y esa incertidumbre sale a relucir para apoyar los precios del crudo que alcanzaron el lunes su cotización más alta desde octubre de 2008, a pesar de que hay suficientes reservas de crudo aun si hubiera alguna interrupción, a decir de los expertos.

Además, el derrame de petróleo coincide con la temporada en la que el petróleo y los precios minoristas del gas registran su mayor alza de manera ordinaria en el lapso invierno-primavera.

Según los expertos, el alza del crudo desde los 69 dólares el barril en febrero es injustificada debido a la amplitud de la oferta a la par de una baja demanda.

En otras operaciones de contratos para junio, el petróleo de calefacción ganó 2,94 centavos y se ubicó en 2,3451 el galón (3,79 litros), y la gasolina subió 3,57 centavos y quedó en 2,4351 dólares el galón. El gas natural ganó ocho centavos y se ubicó en cuatro dólares los 1.000 metros cúbicos.

En Londres la mezcla Brent para junio aumentó 1,50 dólares y se ubicó en 88,94 dólares el barril en el mercado de futuros ICE.

apr