La incertidumbre en torno de la desaceleración económica, tras malos datos en China y Europa, y un incremento en la producción petrolera, arrastraron a los precios del crudo a mínimos de dos meses.

Los futuros del crudo estadounidense, WTI, con entrega en noviembre cedieron 4.1% o 3.75 dólares a 88.14 dólares por barril, marcando no sólo su menor nivel desde el pasado 3 de agosto, sino también su peor caída porcentual desde diciembre.

La combinación de un lento crecimiento de la economía junto con fundamentales, que han comenzado a mostrar signos de que la oferta está superando la demanda, ha mantenido a los precios del petróleo cotizando cerca de su rango inferior de precios en las últimas dos semanas , escribió en una nota Diminick Chirichella, socio fundador de Energy Management Institute.

Los indicadores económicos siguen mostrando la desaceleración por la que atraviesa China, el segundo consumidor de petróleo en el mundo, luego de que el índice de sector servicios registró su menor expansión desde marzo del año pasado.

Lo anterior se conjugó con el reporte semanal del Departamento de Energía estadounidense que, por un lado, mostró un sorpresivo decremento en los inventarios de crudo, señal alcista para los precios y, por otro, que la producción aumentó a su mayor nivel desde 1996 durante la semana pasada, situación que ejerce presión a la baja sobre los precios.

Los inventarios de crudo descendieron en 482,000 barriles durante la semana pasada a un total de 364.7 millones , mientras que la producción se incrementó a 6.52 millones hasta el pasado 28 de septiembre.

En tanto, la demanda cayó 0.3% a 18.3 millones de barriles diarios en septiembre, su menor nivel desde abril.

A la vista de Matt Smith, analista de Schneider Electric, la caída de ayer reflejó las preocupaciones relacionadas con China más que el aumento en la producción estadounidense , dato que no fue una sorpresa para los mercados.

Desde el pasado abril, el gigante asiático comenzó a demandar menos petróleo y, de acuerdo con cálculos de Reuters, en agosto el consumo de petróleo habría sido de aproximadamente 8.92 millones de barriles diarios, marcando su menor nivel desde octubre del 2010 y prolongando la tendencia bajista que inició en el cuarto mes de este año.

BRENT, PEOR SESIÓN EN DOS MESES

En Europa, el crudo tipo Brent se vio presionado además por los malos indicadores del sector servicios y manufacturero de la zona euro y registró su peor sesión en dos meses, al ceder 3% o 3.40 dólares y cerrar en 108.17 dólares por barril.

Los precios del crudo del Mar del Norte podrían ver un regreso a niveles de 111.15 dólares en adelante, de acuerdo con el análisis técnico de BNP Paribas.

No obstante, no descartan un desplome aún mayor con un siguiente piso en 105 dólares.

Los precios también se vieron presionados por el avance del dólar en respuesta a los buenos datos de empleo privado en Estados Unidos.

El índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense contra sus seis principales contrapartes, subió 0.3 por ciento.

El avance del dólar amortiguó el alza en los precios de los metales preciosos y tuvo junto con la mala información económica un efecto negativo sobre los metales básicos.

El cobre cedió 0.5% a 3.77 dólares por libra en el mercado neoyorquino, mientras que la plata ganó 0.1% a 34.69 dólares por onza y el oro subió 0.2% en 1,779.80 dólares por onza.

[email protected]