Los precios del petróleo terminaron casi en equilibrio el martes 14 de julio en vísperas de una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados sobre los recortes de producción introducidos por los mayores exportadores de crudo.

Así el barril de Brent del mar del Norte para entrega en septiembre terminó en 42.90 dólares en Londres, en alza de 0.4% sobre el cierre del lunes.

En Nueva York el barril del West Texas Intermediate (WTI) para entrega en agosto ganó 0.5% a 40.29 dólares.

Los 13 miembros de la OPEP y sus aliados, reunidos en el seno de la Opep+, se encontrarán virtualmente el miércoles 15 de julio para evaluar "las condiciones del mercado de la energía, los niveles de producción y la conformidad" al acuerdo de recorte de producción en vigor, según el cártel.

Esta reunión mensual, muy esperada por el mercado, considerará los recortes de producción para agosto, cuando el volumen debería pasar de 9.6 millones de barriles diarios (mbd) retirados del mercado a 7.7 millones, lo cual significaría un aumento de la oferta disponible.

Según Helima Croft, analista de RBC, la Opep+ "debería aprobar la proposición saudita de comenzar el proceso de reducción progresiva de los recortes en agosto".

La producción de la OPEP bajó nuevamente en junio, según informó el grupo este martes, muestra del cumplimiento del pacto para reducir la oferta en momentos en que la demanda estaba en caída libre.

El mercado sigue de cerca además la evolución de la pandemia pues nuevas medidas de confinamiento "detienen el crecimiento económico y frenan la demanda de energía", observó Avtar Sandu, de Phillip Futures.

"El riesgo claro y presente de una segunda ola de coronavirus detiene cualquier tentativa de hacer subir los precios del petróleo", concluyó Tamas Varga, de PVM.

kg