Los precios del crudo cayeron más de un 1% el jueves 15 de agosto, ampliando su descenso de 3% de la sesión previa, presionados por el miedo creciente a una recesión y la amenaza de China de imponer medidas en represalia a la anunciada última ronda de aranceles de Estados Unidos a bienes chinos.

El crudo Brent bajó hasta 1.81 dólares, o un 3%, a 57.67 dólares el barril. El referencial mundial terminó la sesión con una pérdida de 1.25 dólares, o un 2.10%, a 58,23 dólares el barril.

En tanto, el West Texas Intermediate (WTI) bajó 76 centavos, o un 1.38%, a 54.47 dólares el barril.

En una señal de la preocupación sobre que la economía de Estados Unidos podría dirigirse a una recesión, la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro se invirtió el miércoles por primera vez desde 2007.

El jueves, China prometió contrarrestar los últimos aranceles anunciados por Estados Unidos a las importaciones de sus productos pero pidió a Washington acercar posiciones para un eventual acuerdo comercial, aunque el presidente Donald Trump dijo que cualquier pacto tendría que darse bajo los términos de su país.

La guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo ha golpeado a los mercados y generado temores sobre una desaceleración en el crecimiento de la demanda de petróleo.

Mientras, una segunda semana de inesperadas alzas en las existencias petroleras en Estados Unidos aumentó la presión sobre el mercado.

Los inventarios de crudo subieron en 1,6 millones de barriles en la semana al 9 de agosto, dijo el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA). Analistas esperaban un descenso de 2,8 millones de barriles.