El petróleo bajó el martes presionado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China e indicios de una creciente oferta en el mercado mundial.

En Londres el barril de Brent para entrega en enero bajó 2.5% a 60.91 dólares mientras que en Nueva York el barril de WTI cedió 3.25 y quedó en 55.21 dólares.

El Brent había perdido 1.4% el lunes y el WTI 2.5 por ciento.

Los precios estuvieron castigados por señales negativas de las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, dijo Robert Yawger de Mizuho.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump enfrió el leve optimismo al advertir que impondrá mas aranceles a productos chinos si Pekin no se aviene a un acuerdo. "Parece que se aleja cada vez más la conclusión de un acuerdo, aunque sea parcial, entre ambas partes", dijo Yawger.

La guerra comercial entre las mayores economías del planeta jaquea el crecimiento económico mundial y en consecuencia la demanda de energía.

Al mismo tiempo la oferta de crudo sube en todo el mundo.

En Noruega un campo que comenzó a ser explotado en setiembre ya produce unos 300,000 barriles por día lo cual supera lo esperado, dijo Yawger.

"Y además se informó que Rusia no estaría dispuesta admitir una nueva reducción de la oferta" cuando se reuna en diciembre con la Opep, añadió.