El petróleo cerró el lunes en alza en Nueva York y su precio se acercó nuevamente al mayor nivel en lo que va del año.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en abril ganó 47 centavos y cerró a 39.31 dólares.

En Londres el barril de Brent para entrega en mayo ganó 34 centavos y terminó a 41.54 dólares.

Estamos sorprendidos por el aumento de los precios , dijo Oliver Sloup, del sitio iiTrader.com.

Indicó que esos movimientos van acercando al crudo a los 40 dólares; un precio alcanzado varias veces en las operaciones del lunes.

Sin embargo, creo que con ese nivel de precios veremos que los productores estadounidenses reactiven pozos y eso terminará poniendo presión sobre el valor del crudo , añadió.

La compañía de servicios petroleros Baker Hughes dio cuenta el viernes de un aumento de la cantidad de pozos activos en Estados Unidos, lo cual no ocurría desde diciembre.

No me sorprendería que veamos la reactivación de más pozos esta semana , añadió Sloup.

No obstante, se declaró perplejo porque este lunes el secretario general de la OPEP, Abdallah el-Badri, dijo que los excedentes actuales del mercado son de 300 millones de barriles.

Además, el-Badri estimó que en la reunión del 17 de abril entre la OPEP y otros productores de crudo habrá buenas posibilidades de acercarse a un congelamiento de la producción.

Seguirá la volatilidad

No obstante, Christopher Dembik, analista del Saxo Bank, dijo que el mercado sigue estando muy volátil y auguró que esa tendencia debería acentuarse a medida que se acerque esa reunión del 17 de abril que se celebrará en Doha.

Se puede anticipar que la presión diplomática estará sobre Irán, para que acepte congelar su producción. Es previsible aguardar varias sesiones con movimientos parecidos a los de un yo-yo , dijo.

Ya libre de sanciones económicas por su programa nuclear, Irán quiere reconquistar mercados petroleros perdidos y es reticente a admitir un congelamiento de su producción.