Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron el viernes y los rendimientos referenciales tocaban mínimos de casi dos meses, ante la demanda de deuda gubernamental como refugio.

Los inversionistas se mostraban preocupados por las ajustadas condiciones crediticias en China e incluso por los temores a una crisis cambiaria en Argentina.

Los temores han alentado ventas en los mercados mundiales de acciones y otras inversiones de riesgo, porque los inversores optan por la relativa seguridad del dinero al contado y la deuda de los gobiernos alemán y estadounidense.

Los esfuerzos de Pekín por controlar el poco saludable crecimiento en los créditos de alto riesgo han avivado preocupaciones sobre cómo esto podría frenar la expansión de la segunda mayor economía del mundo.

En tanto, Argentina abandonó el respaldo a su moneda en el mercado abierto esta semana, lo que derivó en la mayor caída del peso desde la crisis financiera del 2002.

POCO PROBABLE

Si bien las probabilidades de que los problemas de tipo de cambio en Argentina se propaguen en Latinoamérica son remotas, los inversionistas temen que esto pueda afectar las monedas de los principales socios comerciales del país sudamericano.

La demanda por refugio en deuda estadounidense, producto de las preocupaciones por China y los mercados emergentes, fue moderada por la cautela antes de una subasta de 111,000 millones de dólares en bonos del Tesoro a largo plazo, la cual se llevará a cabo esta misma semana y de la reunión de política monetaria de la Fed, dijeron analistas y operadores.

Las notas referenciales del Tesoro a 10 años subieron 11/32 en precio a un rendimiento de un 2.733%, con una caída de cuatro puntos base respecto del jueves.

El rendimiento de los bonos a 10 años cayó a un 2.706% más temprano, el menor nivel intradía desde el 26 de noviembre, según datos de Reuters.

Los rendimientos de los papeles gubernamentales a 10 y 30 años registraron su cuarta semana seguida de caídas, una tendencia que no sucedía desde el periodo entre fines de marzo y principios de abril.