De las 35 firmas que componen el S&P/BMV IPC, 26 compañías, o 74%, sufrieron un recorte en su precio objetivo a inicio de año, respecto al que tienen actualmente, es decir, los analistas consideran que las compañías venderán menos o tendrán mayores costos de lo que contemplaban originalmente.

Los títulos más castigados en su precio teórico fueron Cemex (-41.95%), Televisa (-31.28%), Alfa (-23.03%), Peñoles (-20.60%) y Alsea (-19.10%), según datos de Refinitiv Eikon.

Considerando las 26 empresas, el recorte promedio fue de -7.31%; sin embargo, los ajustes van en un rango de -41.95 hasta -0.81 por ciento.

“Sí están esperando que vendan menos y están descontando también mayores costos de operación, aunque depende mucho del sector”, dijo Amín Vera, director de Análisis Económico de Black Wallstreet Capital.

Carlos García, analista de Signum Research, explicó que esta baja en los precios objetivo es resultado de un panorama más adverso, y agregó que, al emitir recomendaciones, los analistas evalúan la probabilidad de que se cumpla el escenario contemplado, aunque la acción tenga cierto valor.

“Por ejemplo, vale 100 pesos la acción, pero dado un periodo de incertidumbre y desaceleración económica y una posible disminución en la calificación crediticia de México, tenemos que contemplar todos estos factores y castigar un poco el precio objetivo. Cada casa de Bolsa es distinta y tendrá sus razones específicas”, expuso Carlos García, analista senior de Signum Research.

Amín Vera ejemplificó que un mal desempeño del consumo sería un factor en contra a considerar en este indicador para las emisoras de dicho sector, o en el caso de minería, una regulación más severa.

En contraste, sólo ocho compañías del IPC tuvieron un alza en su precio objetivo respecto al contemplado al cierre del año pasado, éstas fueron OMA (+12.67%), Walmex (+11.96%), Kimberly-Clark de México (+9.38%), Cuervo (9.15%), GAP (6.11%), Gentera (+3.48%), KOF (+1.38%) y BSMX (+1.27 por ciento).

De forma general, este año ha sido complicado para la Bolsa Mexicana de Valores, pues la tensión comercial entre Estados Unidos y China, así como diversos factores internos han mermado el apetito de los inversionistas por acciones mexicanas, y el panorama de las compañías no es sencillo.

“Esta tendencia se vio desde la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, para mí fue un punto de inflexión de manera negativa en el rendimiento de la Bolsa, fue un año, prácticamente no se debió haber seguido una estrategia pasiva en renta variable”, dijo  Carlos García, de Signum Research.

En lo que va del año, el S&P/BMV gana 3.38%, a su cierre del viernes en 43,046.29 puntos, en comparación con los 41,640.27 en que finalizó el 2018.

En tanto, el Producto Interno Bruto nacional no tuvo crecimiento durante los primeros nueve meses del 2019 respecto al mismo periodo del año pasado, según datos del Inegi, en tanto que el consumo muestra una fuerte desaceleración en el mismo lapso.

[email protected]