El petróleo subió más de 2% ya que operadores cubrieron posiciones cortas un día después de que el barril fue presionado por una débil demanda de combustible en el verano boreal estadounidense, lo que intensificó las preocupaciones sobre un exceso de oferta mundial.

El barril también fue impulsado por la debilidad del dólar ante el avance de la libra esterlina tras la inesperada decisión del Banco de Inglaterra de no reducir las tasas de interés.

Un dólar débil tiende a hacer más atractivo al petróleo en moneda estadounidense para los tenedores de otras unidades.

La decisión del Banco de Inglaterra sorprendió a muchos inversores que esperaban la primera reducción de tasas en más de siete años por la agitación que generó en la economía británica el resultado del referendo del mes pasado a favor del Brexit.

Algunos operadores también dijeron que la fuerte baja de 4% en el mercado el miércoles tras una serie de desalentadores datos de inventarios fue excesiva.

El petróleo Brent cerró con un alza de 1.11 dólares, o 2.40%, a 47.37 dólares por barril. El contrato llegó a un máximo de sesión de 47.47 dólares. El barril en Estados Unidos, en tanto, subió 93 centavos, o 2.08%, a 45.68 dólares.

La mezcla mexicana de crudo de exportación, por su parte, subió 2.46% a 39.92 dólares el barril.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos bajaron la semana pasada menos de lo esperado, mientras que los de destilados subieron a su mayor nivel desde enero y los de gasolina aumentaron inesperadamente, informó el miércoles la Administración de Información de Energía (EIA).

* Sumándose al negativo panorama, la Agencia Internacional de Energía (AIE) afirmó el miércoles que una persistente sobreoferta mundial pesó sobre el crudo pese a un aumento en la demanda y declives en la producción de países que no pertenecen a la OPEP.