Con el retroceso registrado los precios internacionales del petróleo ligaron cuatro días de bajas, acumulando una caída de 6.09%, esto es un retroceso de 4.01 dólares.

En las operaciones del miércoles, el crudo referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), finalizó en un precio de 61.79 dólares por barril, nivel que no se veía desde principios de este año, con respecto a las cotizaciones del cierre previo, representó una caída de 2.52 por ciento.

El Brent del mar del Norte concluyó en 65.61 dólares por barril, frente a las últimas transacciones de la sesión anterior, significó un retroceso de 1.87%, aunque durante el día llegó a más de 2 por ciento.

La caída del crudo se derivó básicamente del aumento en la producción de petróleo por parte de Estados Unidos de más de 10 millones de barriles por día y, por lo tanto, un incremento en las reservas.

De acuerdo con datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), la semana que finalizó el 2 de febrero, la producción cerró a un ritmo de 10.25 millones de barriles diarios.

panorama complicado

La mezcla mexicana de exportación cerró en 55.97 dólares por barril; es decir, una disminución de 2.15%; sin embargo, en los últimos cuatro días acumula un ajuste a la baja de 5.84% y ahora con la baja del precio del petróleo, el panorama para México se podría complicar.

En el 2017, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró la producción más baja en casi cuatro años, entre enero y diciembre, produjo en promedio 1.948 millones de barriles diarios, cumpliendo la meta prevista por la Secretaría de Hacienda.

Sin embargo, dicho volumen representó una caída de 9.6%, en comparación a 2.154 millones de barriles por día del 2016, siendo ésta por primera vez en nueve años en extraer menos de 2 millones de barriles.

El analista del sector de energía de Banorte-Ixe, Santiago Leal, comentó que el actual retroceso del crudo no quiere decir que exista un cambio de tendencia del mercado, pues este ajuste se da luego de haber registrado varias semanas de alzas.

“La corrección del mercado le daría justamente una posibilidad de que ahora tanto el WTI como el Brent consoliden sus precios en los actuales niveles”, mencionó.

El especialista anticipó que el entorno para el mercado petrolero se ve positivo para los siguientes 12 meses, debido a que se sostendrá la demanda del crudo ante la expectativa de crecimiento económico para este 2018 de los principales consumidores de hidrocarburos, como Estados Unidos y China.

La analista del mercado de petróleo de Banco Base, Ana Azuara, anticipó que en el mediano plazo, el crudo referencial WTI mantendría sus cotizaciones por arriba de 58 dólares por barril, mientras el Brent del mar del Norte operaría por encima de 63 dólares por barril.

Agregó que la evolución del mercado petrolero estará definido por la parte fundamental; es decir, fluctuará de acuerdo con cómo se vaya dando la producción de crudo, sobre todo por parte de Estados Unidos.

[email protected]