El oro, activo de refugio por excelencia, tocó el lunes su nivel más alto en dos meses debido a que la inquietud por las políticas económicas del presidente estadounidense, Donald Trump, hizo que los inversionistas optaran por activos más seguros ante la depreciación del dólar y la baja de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Trump retiró formalmente a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés) y dijo a ejecutivos del sector manufacturero que impondría un pesado impuesto fronterizo a las empresas que importen productos luego de trasladar fábricas estadounidenses al exterior.

El dólar estadounidense cayó a un mínimo de siete semanas frente a una canasta de siete importantes divisas y los mercados bursátiles globales retrocedieron en medio de las preocupaciones de los inversores por la retórica proteccionista de Trump.

Un dólar más débil hace que el oro sea más barato para los tenedores de otras divisas, mientras que los rendimientos más bajos de la deuda reducen el costo de oportunidad de tener al oro, que no rinde intereses.

El oro al contado subió 0.6% a 1,216.33 dólares la onza. Más temprano, tocó los 1,219.43 dólares la onza, su nivel más alto desde el 22 de noviembre.

Los futuros del oro en Estados Unidos ganaron 0.9%, a 1,215.6 dólares la onza.

El oro subió 1% la semana pasada, en su cuarta semana consecutiva al alza y en su racha de avances semanales más larga desde julio.

A pesar de las medidas proteccionistas, los planes de Trump sobre gasto del gobierno, recortes tributarios y eliminación de regulaciones podrían impulsar al dólar y a las acciones estadounidenses si entran en vigor.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 0.6% a 17.17 dólares la onza. El platino ganó 0.4% a 980.4 dólares la onza, mientras que el paladio perdió 1.7% a 772.5 dólares la onza, luego de tocar su mayor cota desde mayo del 2015 a 795.60 dólares.