Los precios del oro cayeron el jueves y aparecían vulnerables a nuevas bajas por un repunte del dólar y la cautela de los inversores antes de la anticipada alza de las tasas de interés de Estados Unidos la semana próxima.

Está previsto que la Reserva Federal (Fed) anuncie un alza en los tipos en su reunión del 15 y 16 de diciembre. Tasas más altas minarían la demanda por el lingote, que no rinde intereses y que en el 2015 ha borrado casi 9% de su valor.

El oro al contado cayó 0.1% a 1,071.96 dólares por onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos retrocedieron 0.4% a 1,072.50 dólares la onza.

El oro cotizó en la parte baja del rango de la sesión previa debido a la cautela de los inversionistas antes de la reunión de la Fed.

La cautela es algo prudente en este momento , dijo David Morgan, fundador de Silver-Investor.com en Spokane, Washington.

La semana pasada el lingote se hundió a 1,045.85 dólares, su precio más bajo desde febrero del 2010 ante la escalada del dólar a sus niveles más altos en 12 años y medio tras las declaraciones de la jefa de la Fed sobre el ajuste de las tasas en Estados Unidos que se espera para este mes.

El cuadro técnico para el oro se muestra neutral en un rango de 1,064 dólares a 1,084 dólares la onza, pero el sesgo es bajista.

El desplome en los precios del crudo a un mínimo de siete años, junto con la baja general en los mercados de las materias primas, sumaba presión al oro. Una caída adicional en el precio del petróleo podría despertar temores de una deflación.