Los precios del oro se derrumbaron el viernes hasta su nivel más bajo en cinco meses y medio, porque inversionistas chinos nerviosos por las escaramuzas comerciales entre Pekín y Washington vendieron tenencias y otros se les unieron al perforarse el nivel de sostén de 1,290 dólares por onza.

El presidente Donald Trump anunció aranceles a productos chinos valuados en 50,000 millones de dólares y China amenazó con responder con la misma moneda. La medida, que plantea el escenario para una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, puso nervioso a los inversionistas en oro.

“Los mayores compradores de oro en el último tiempo han sido China, India y Rusia. China comenzó a vender y los fondos de cobertura lo hicieron después (de los anuncios sobre comercio)”, dijo George Gero, director gerente de RBC Wealth Management.

Sobre el cierre, el oro al contado bajó 1.8%, a 1,278.80 dólares la onza, su nivel más bajo desde diciembre y en camino a su mayor descenso diario desde noviembre del 2016. En la semana acumuló un retroceso de 1.6 por ciento.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto cayeron 2.3%, a 1,278.50 dólares la onza.

A comienzos de semana, inversionistas tomaron posiciones largas antes de reuniones claves de bancos centrales. El oro subió brevemente a máximos de un mes el jueves a 1,309.30 dólares, pero luego retrocedió cuando el dólar se apreció.

“La demanda débil junto al quiebre de niveles de soporte técnico nos llevaron a un oro que bajó fuerte pese a los aranceles de Trump a China”, dijo Josh Graves, estratega de RJ’O Futures. “Cuando tocó 1.290 dólares, se dispararon órdenes de venta”, agregó.

En cuanto a otros metales preciosos, la plata cayó 3.87%, a 16.49 dólares la onza, con una pérdida semanal de 1.6 por ciento. El platino bajó 1.4%, a 887.60 dólares, bajando 1.5% en la semana.

El paladio retrocedió 1.7%, a 990.60 dólares la onza, para un descenso semanal de 2.4 por ciento.