Los precios del oro cayeron el lunes 1% a un mínimo de tres semanas, presionados por el alza de las acciones de Wall Street y un acuerdo que evitó una paralización del gobierno de EU, lo que redujo la demanda por activos de refugio, como el lingote.

Wall Street subió impulsado por las acciones de Apple, que tocaron un máximo histórico, en una jornada en la que los rendimientos de la deuda estadounidenses también avanzaban.

El oro al contado bajó 0.8% a 1,257.58 dólares la onza, tras caer hasta los 1,253.66 dólares, un piso desde el 11 de abril y apenas por encima del promedio móvil de 200 días de 1,251.93 dólares. En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos perdieron 1% a 1,255.50 dólares la onza.

Los mercados financieros de Asia, Europa y México estuvieron cerrados por el feriado del Día Internacional de los Trabajadores. Los mercados de Tokio abrirán a partir del miércoles.