Los precios del petróleo cerraron con pocos cambios el miércoles, a pesar de una fuerte caída de los inventarios de crudo de Estados Unidos, ya que las preocupaciones sobre la pandemia de coronavirus moderaron el interés por comprar el barril.

Las existencias de crudo en Estados Unidos cayeron en casi 10 millones de barriles la semana pasada, a sus niveles más bajos desde marzo, sorprendiendo al mercado que esperaba un leve aumento.

El mercado repuntó inicialmente con la noticia, pero como los precios del petróleo en Estados Unidos escalaron un 50% desde finales de octubre, últimamente ha sido difícil sostener las ganancias.

Los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) cerraron con un alza de 24 centavos o 0.46% a 52.85 dólares el barril. Los futuros del crudo Brent cayeron 10 centavos o 0.18% a 55.81 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación perdió 8 centavos o 0.16% a 51.66 dólares el barril.

También respaldó un poco al mercado la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener su tono moderado y dejar su tasa de interés referencial cerca de cero para sostener el apoyo monetario hasta que haya un repunte más fuerte desde la recesión provocada por la pandemia.

Analistas financieros pronosticaron que los precios del hidrocarburo podrían beneficiarse de la menor producción de petróleo de Estados Unidos como resultado de las regulaciones industriales más estrictas del gobierno de Joe Biden.