El precio del cobre que se cotiza en el London Metal Exchange (LME) cayó al nivel que tenía hace cinco años y medio durante los intercambios asiáticos este miércoles, tras la revisión a la baja de las previsiones del Banco Mundial sobre el crecimiento mundial.

Hacia las 02:00 GMT, el precio del cobre para entrega en tres meses alcanzó el nivel que tenía el 22 de julio de 2009, a 5,353.25 dólares la tonelada, 8% menos que el martes al cierre.

El Banco Mundial estima que la economía mundial crecerá este año 3%, 0.4 puntos menos que hace seis meses, y 3.3% en 2016.

Según Ole Hansen, analista de Saxo Bank, el Banco Mundial resaltó la desaceleración de la economía china como una de las razones que han llevado a la revisión de las previsiones. "Esto pone en evidencia la debilidad del cobre ya que China consume más del 40% de la oferta mundial", dice el analista.

Algunos indicadores hacen pensar en el debilitamiento de la segunda economía mundial, reforzando la preocupación de los inversores sobre la solidez de la demanda de este metal en el cuarto trimestre de 2014.

El mercado de metales industriales es muy sensible a la evolución de la economía china, ya que el gigante asiático es el primer consumidor mundial de estas materias primas.

Los valores de las compañías mineras han sancionado la caída del precio del cobre. En la mañana de este miércoles, Glencore perdía cerca de 9%, Anglo American cerca del 8.5%, Antofagasta en torno al 8 por ciento. Por su parte, BHP Billiton y Rio Tinto perdían en torno al 5 por ciento.

El cobre se pagaba a 5,564.50 dólares este miércoles hacia las 10:40 GMT. El cobre también ha arrastrado a otros metales en su caída como el níquel, que se cotizaba a su nivel más bajo desde febrero de 2014, 14,150 dólares la tonelada.

erp