El petróleo Brent caía más de 2 dólares por barril el lunes a un nuevo mínimo de cinco años ante las predicciones de que un exceso de suministros seguiría profundizándose hasta el próximo año después de que la OPEP decidió no reducir la producción de crudo.

En un reporte con fecha el 5 de diciembre, el banco de inversión estadounidense Morgan Stanley dijo que los precios de petróleo podrían caer hasta los 43 dólares por barril el próximo año. El banco redujo su pronóstico de precios para el crudo Brent en 28 dólares a 70 dólares por barril para el 2015, y en 14 dólares a 88 dólares por barril para el 2016.

El petróleo Brent para enero cedía 2.22 dólares a 66.85 dólares por barril a las 1210 GMT, luego de haber perdido anteriormente 2.30 dólares, a 66.77 dólares el barril, su menor nivel desde octubre del 2009.

El petróleo en Estados Unidos bajaba 1.60 dólares, a 64.24 dólares por barril, luego de tocar mínimos de sesión a 64.14 dólares. El contrato estadounidense llegó a cotizar en 63.72 dólares la semana pasada, su menor nivel desde julio del 2009.

En una reunión el mes pasado, el mayor exportador de crudo del mundo, Arabia Saudita, resistió los llamados de los miembros más pobres de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de reducir la producción, provocando una caída mayor en los precios, que han perdido más de 40.0% desde junio.

Unos datos comerciales mixtos en China golpearon aún más a los precios.

Las exportaciones de China crecieron 4.70% en noviembre frente al mismo mes del año anterior, mientras que las importaciones cayeron 6.70%, en cifras muy alejadas de las expectativas. Esto añadió inquietud de que la segunda mayor economía del mundo podría estar enfrentando una aguda desaceleración.

Las importaciones de crudo de China subieron 9.00% en noviembre respecto a octubre, a 6.18 millones de barriles por día, sugiriendo que el país podría estar aumentando sus reservas.

frm