El precio de los bonos de Petróleos Mexicanos (Pemex) a largo plazo muestra un retroceso tras la publicación de su Plan de Negocios, ocurrido el pasado martes 16 de julio, ante una mayor venta de estos.

Las cotizaciones de los bonos de la principal empresa productiva del Estado con vencimiento al 2027, 2029 y 2046 han perdido en valor un 0.31%, 2.25% y 2.98% a la fecha, según datos de Thomson Reuters.

Así, el rendimiento del bono con vencimiento al 2027 se incrementó a 6.969%, el de 2029 tuvo un ajuste positivo a 7.229%, y el de 2047 tuvo un alza a 7.992 por ciento.

El martes durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el director general de la petrolera, Octavio Romero Oropeza dio a conocer la propuesta para la compañía, que no ha logrado brindar certidumbre al mercado.

“Lo expuesto sobre el plan de negocios de Pemex ha dejado insatisfechos a los participantes del mercado. La reacción del mercado ha sido negativa pues el plan de negocios no resuelve el problema estructural de Pemex que es la caída de la producción petrolera. Debido a esto, se eleva el riesgo de nuevos recortes a la calificación crediticia de Pemex y que se recorte la calificación crediticia de México”, opinó Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base tras darse a conocer el proyecto que tiene la administración federal sobre la compañía petrolera mexicana.

 

Aumenta el riesgo

La estratega destacó que durante el martes la tasa de rendimiento de los bonos de Pemex con vencimiento en 2027 mostró un incremento de 14 puntos base a 6.82%, “lo cual se debe a un descenso en el precio del bono en el mercado secundario, como consecuencia de su venta en el mercado”, explicó.

“Se destacó la propuesta de reformar la ley de hidrocarburos para reducir la tasa del derecho de utilidad compartida del nivel actual de 65% a 58% en 2020 y posteriormente a 54% en 2021. Asimismo, se indicó que Pemex recibirá recursos del Gobierno Federal por un total de 141,000 millones de pesos. Para los mercados es negativa la insistencia de la administración de continuar otorgando recursos para la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, Tabasco”, abundó Siller.

La especialista advirtió que Pemex sigue siendo la mayor fuente de incertidumbre para la economía mexicana y el menor crecimiento económico puede reducir el espacio fiscal del Gobierno, disminuyendo su capacidad para respaldar a la petrolera.

En tanto, los Credit Default Swaps, que sirven como cobertura de riesgo ante el posible incumplimiento de la empresa petrolera mexicana, se incrementaron en el mismo período un 1.17% a 350.17 dólares, según datos de Reuters.

[email protected]