Nueva York- Los precios de los bonos estadounidenses cayeron este jueves tras datos que mostraron que las solicitudes iniciales semanales por beneficios de desempleo descendieron a un mínimo de cinco años, elevando las esperanzas de una mejoría en el mercado laboral.

Alzas en los precios de las acciones referenciales en conjunto con una extensión temporal para alcanzar el límite de deuda en el país también minaron las apuestas por la deuda pública estadounidense, mientras el índice Standard & Poor's 500 superó brevemente los 1,500 puntos por primera vez desde finales del 2007.

Los moderados movimientos en el mercado de bonos mantuvieron a los rendimientos referenciales dentro de su rango de 13 puntos base de casi dos semanas.

Analistas anticiparon que el rango probablemente se mantendrá intacto yendo hacia las subastas por 99,000 millones de dólares de la próxima semana y la primera reunión de política monetaria de la Reserva Federal en el año.

El Departamento del Trabajo dijo este jueves que las solicitudes iniciales por beneficios de desempleo cayeron a 330,000 la semana pasada, el menor nivel desde finales de enero del 2008. Analistas encuestados por Reuters esperaban que los pedidos subieran a 355,000.

Un sorprendentemente alentador reporte de las manufacturas estadounidenses de la firma Markit ayudó a apoyar la noción de que la economía del país logró sobrevivir a la desaceleración de finales del año pasado ligada a los temores al denominado precipicio fiscal, de alzas de impuestos y recortes de gastos, que se pudo evitar justo en la fecha límite.

El índice de Markit de manufacturas en Estados Unidos sugirió que el sector de expandió a su mayor ritmo desde marzo del 2011.

Los bonos a 10 años bajaron 5/32 en precio para un rendimiento de 1.845%, un alza de 1.7 puntos base desde el cierre del miércoles.

La deuda a 30 años cayó 13/32 en precio con un rendimiento de 3.043%, un avance de 2.1 puntos básicos desde el cierre de la víspera.

Los bonos repuntaron desde sus mínimos tras una sólida demanda por 15,000 millones de dólares de títulos a 10 años protegidos contra la inflación.

ros