Los precios del petróleo subieron el lunes después que la OPEP informó que el exceso mundial de crudo virtualmente ha sido eliminado, al tiempo que el diferencial entre el contrato Brent y el de Estados Unidos aumentó a más de 7 dólares, el máximo en cinco meses.

El referencial Brent ganó 1.11 dólares, o un 1.44%, a 78,23 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos avanzó 26 centavos, o un 0.37%, a 70,96 dólares por barril.

La producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos alcanzaría un récord de 7.18 millones de barriles por día (bpd), dijo la gubernamental Administración de Información de Energía.

El crecimiento de la producción podría estar lejos de terminarse, contribuyendo al descuento que tiene el contrato WTI ante el Brent, según analistas.

Pese a eso, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados siguen recortando la producción más de lo que su pacto de reducción sugiere.

Mientras, el bombeo de Irán, el tercer mayor productor dentro de la OPEP, ahora es incierto debido a las renovadas sanciones de Estados Unidos.

No está claro cómo afectarán las sanciones estadounidenses a la industria petrolera de Irán. Mucho dependerá de cómo otros grandes consumidores de crudo respondan a la medida de Washington contra Teherán, la que entrará en vigencia en noviembre.