Los futuros de soya cerraron en alza el viernes en el mercado de Chicago, impulsados por una firme demanda exportadora de los suministros estadounidenses y acompañando las subidas de los precios del maíz y el trigo.

Los precios rebotaron tras las caídas de la sesión previa y el contrato para marzo cerró con un alza de 8.5 centavos a 10.59 dólares por bushel, tras tocar un máximo en dos semanas y media a 10.6350 dólares. En la semana se registró un alza de alrededor de 3 por ciento.

Los máximos de sesión se alcanzaron luego de que el Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés) informó a través de su sistema diario de reporte de ventas para exportación que 140,000 toneladas de soya estadounidense fueron vendidas a destinos no identificados.

Los futuros del maíz subieron más de 1% por compras técnicas, un día después de que un reporte del USDA pronosticara inventarios finales del grano más bajos que los proyectados.

El contrato de maíz para marzo subió 5 centavos y cerró a 3.7450 dólares por bushel. En la semana avanzó 2.3%, su segunda semana consecutiva con alzas.

Los futuros de trigo ampliaron ganancias y alcanzaron máximos en siete meses por coberturas de posiciones cortas.