Los recientes anuncios de disciplina fiscal y acciones monetarias en México fueron positivos para los mercados y contribuyen a que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se mantenga como una de las pocas que sigue en terreno positivo.

La recepción que hubo en los mercados fue positiva, lo que hemos visto en estos últimos días , dijo el director general de la BMV, José Oriol Bosch, quien añadió que el entorno en el ámbito global es complicado y las decisiones que se tomaron fueron las acertadas .

En conferencia de prensa, consideró que los inversionistas vieron una coordinación muy importante entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (Banxico).

Lo anterior, debido a que ante un menor ingreso se tienen que tomar medidas que compensen y un ajuste al gasto fue la indicada, de acuerdo a las condiciones tanto de la situación global como las locales.

Tras la ceremonia simbólica por la primera emisión de deuda de la empresa Vasconia en la BMV, refirió que el recorte estuvo acompañado por un incremento en las tasas de interés de Banxico y un cambio en la política cambiaria, aunado a que la reacción en los mercados fue positiva .

Al cierre la Bolsa Mexicana de Valores medida por el Índice de Precios y Cotizaciones, y en comparación con otros mercados, seguía siendo de las pocas bolsas que hoy en día, en lo que llevamos del año, estaba en terreno positivo y la reacción en el mercado cambiario también fue muy buena .

El director general de la BMV destacó que el peso es una de las monedas más líquidas en el mundo y la de mayor fluidez dentro de mercados emergentes que se estaba ocupando para cubrir posiciones en otros países.

Además, explicó que con las medidas que había de política cambiaria los especuladores ya habían tomado la medida y el cambio fue muy bueno y el peso tuvo una apreciación importante y estamos viendo una mucho menor volatilidad , puntualizó el directivo.