El oro subió a máximos de más de un mes el viernes, después de que la amenaza de una guerra comercial alentó a buscar activos de refugio.

El oro al contado subió 1.44%, a 1,347.67 dólares tras llegar más temprano a 1,350.20 dólares, máximo desde el 19 de febrero.

Los futuros del oro en Estados Unidos para abril cerraron con un alza de 22.5 dólares, o 1.7%, a 1,349.90 dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un memorando que permite imponer aranceles por hasta 60,000 millones de dólares a importaciones de China, lo que llevó a Beijing a instar a Washington a dar pie atrás.

Los aranceles cuentan con un periodo de consulta de 30 días, lo que deja espacio para llegar a algún consenso.

Los inversionistas temen que estalle una guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales, con consecuencias potencialmente graves para el crecimiento de la economía global.

Los mercados se vieron agitados también por el nombramiento de John Bolton como asesor de Seguridad Nacional de Trump. Bolton es un funcionario de línea dura que abogó con anterioridad por usar la fuerza militar contra Corea del Norte e Irán.

La plata ganó 1.16%, a 16.55 dólares por onza. El platino cayó 0.05%, a 946.49 dólares la onza y el paladio perdió 0.67%, a 973.47 dólares.

Industriales ceden

Las tensiones han generado temblores en los mercados, ya que los inversionistas ven consecuencias nefastas si las dos economías más grandes del mundo —Estados Unidos y China— comienzan a erigir barreras comerciales.

“Esperamos que el cobre continúe subiendo durante el transcurso del año reflejando el déficit de oferta, pero obviamente estamos viendo lo que podría convertirse en una guerra comercial, que si lo hace, cambia todo”, dijo Nitesh Shah, estratega de materias primas de ETF Securities.

El cobre en la Bolsa de Metales de Londres perdió 0.5%, a 6,660 dólares la tonelada.

El Ministerio de Comercio de China dijo que estaba planeando medidas contra importaciones estadounidenses por hasta 3,000 millones de dólares para equilibrar los aranceles de Estados Unidos al acero y el aluminio chinos.