El rey de las materias primas se encuentra sumido en una total volatilidad. Ya apuntaban analistas a que, tras acumular en menos de un mes pérdidas por más de 25% de su valor, un rebote como el que se diom la semana pasada era posible.

El violento alza de más de 10% para el barril de tipo Brent, de referencia en Europa, en tan sólo dos días, podría hacer pensar que lo peor ha pasado ya, pero, según los analistas, los problemas de base siguen ahí.

Es un rebote técnico , explica Joaquín Robles, analista de XTB. La tendencia sigue siendo claramente bajista , explica.

La calificadora de riesgo Moody’s tampoco considera que esta alza vaya para largo y ha revisado a la baja el rating de las petroleras, que están sufriendo por el crudo barato. Muchas de las más grandes, como BP, han comunicado fuertes despidos y otras, como Petrobrás en Brasil, anunciaron importantes desinversiones.

De momento, la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha manifestado su intención, pese a las luchas internas, de mantener los niveles de producción, prolongando así esta guerra de precios con la que pretenden recuperar su cuota de mercado y expulsar a los productores menos eficientes.

Así lo manifestó el presidente de Saudí Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí que, si bien comunicó que un petróleo a menos de 30 dólares era irracional, dijo que estaban dispuestos a llegar hasta el final y que eran los que más tiempo podrían aguantar esta presión.

Con sobreoferta, los stocks petroleros van llegando al límite de su capacidad. Las reservas subieron casi 4 millones de barriles, frente a los 2.8 millones estimados. La mala noticia no afectó al rebote técnico del crudo, que registró su mayor subida del año.

A pesar de ello, la cotización del crudo ha recibido alguna buena noticia. El frío e hizo presente en un invierno más cálido que lo esperado y las buenas noticias en relación al PIB chino han aliviado las dudas acerca de la capacidad del que es en la actualidad el segundo mayor consumidor de oro negro.