El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ha mostrado defensivo ante las cinco alzas de tasas de interés que ha realizado el Banco de México (Banxico) desde diciembre del 2015.

Desde dicha fecha, la tasa de interés del Banxico pasó de 3 a 5.25 por ciento.

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha logrado avanzar en cuatro de las cinco sesiones cuando el Banxico ha anunciado sus incrementos en las tasas de interés. Sólo en la sesión del 29 de septiembre, el IPC retrocedió 0.78%, a 47,672.07 unidades. En esa ocasión, el Banxico aumentó en 50 puntos base su tasa de interés y la ubicó en 4.75 por ciento.

El mercado de renta variable se está inyectando de optimismo y el mensaje que está enviando es que, pese al aumento de las de interés, sigue siendo más atractivo que el mercado de renta fija explicó Alessandra Ortiz, analista de Masari Casa de Bolsa.

Se prevé que la Reserva Federal (Fed) aumente su tasa de interés 25 puntos base, para ubicarla en un rango de 0.50 y 0.75 por ciento. Mañana, el Banxico podría aplicar la misma alza, con lo que dejaría la tasa de referencia en 5.50 por ciento.

Lo interesante será saber cuáles son las proyecciones económicas que tiene la Fed, su panorama y cuántas veces estima incrementar sus tasas el próximo año, sobre todo por la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos , aseguró Alessandra Ortiz, de Masari.

Trump asumirá la Presidencia de Estados Unidos el próximo 20 de enero y trae consigo un plan de infraestructura y fiscal que podría generar inflación y ante ello la FED incrementar las tasas de interés.

mario.calixto@eleconomista.mx