Las grandes firmas petroleras mundiales podrían enfrentar una baja en su calificación crediticia por parte de las agencias calificadoras si los precios del petróleo se mantienen por debajo de 50 dólares por barril en promedio hasta el final del 2018, señaló el miércoles S&P Global.

La calificadora recientemente advirtió sobre alguna baja o un panorama negativo a ExxonMobil, Chevron y Total así como a Royal Dutch Shell y British Petroleum.

Si los precios del petróleo continúan por debajo del nivel de 50 dólares por barril hasta finales del año próximo, como asumimos, incrementará la presión para degradar el panorama crediticio de las grandes petroleras mundiales pues incurrirían en mayores costos, indicó S&P en un reporte.

Agregó que si los precios del petróleo aumentan aunque sea de manera moderada, ayudarían a mejorar las métricas crediticias de la mayoría de las grandes firmas, con la excepción de Shell.

La deuda de las petroleras era en el 2014 de cerca de 300,000 millones de dólares, desde 200,000 millones en el 2009. (Con información de Reuters)

valores@eleconomista.com.mx