La plata caía más de 7% el miércoles, tras un avance de tres días luego de descender 25% la semana pasada, mientras que el oro también retrocedía, ante una baja mayor a la esperada en el crecimiento de la producción industrial en China.

La plata al contado subió hasta 2.7%, pero luego revirtió sus ganancias para bajar 7.2%, a 35.70 dólares.

La plata perdió casi un quinto de su valor la semana pasada. Pero antes del descenso de este miércoles, el metal había rebotado hasta 19% desde el viernes.

El oro al contado cedía 1%, a 1,500.57 dólares la onza.

En la división de metales COMEX, de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el oro para junio cedía 16.30 dólares, a 1,500.60 dólares.

Las pérdidas de la plata lideraban un fuerte declive en el complejo de materias primas.

Datos del Gobierno de Estados Unidos mostraron un aumento en los inventarios de crudo y gasolina, lo que alentó una fuerte ola vendedora en los futuros de gasolina, petróleo y combustible para calefacción.

Más temprano, datos mostraron que el crecimiento de la producción industrial de China retrocedió más de lo esperado en abril, mientras que la inflación descendió levemente a 5.3% en abril desde el máximo de 32 meses en marzo.

China es un importante consumidor de plata y el segundo de oro. El gigante asiático utiliza más de la mitad de la producción global de plata en el sector industrial.

"China está intentando contener la inflación, y algunas de sus medidas tendrán un impacto en el crecimiento económico. Es otra razón para que la gente retire su dinero de las materias primas en el corto plazo", dijo Evan Smith, de Global Resources Fund.

En tanto, el índice de materias primas Reuters/Jefferies CRB, bajaba 2.5 por ciento.