Ayer las acciones de las firmas petroleras que cotizan en Bolsa se dispararon luego de que Barclays mantuviera sus pronósticos del precio del petróleo para 2021 “por encima del consenso”, anticipando un precio de 53 dólares por barril para el Brent en base a las restricciones al bombeo de la OPEP+ y considerando una posible vacuna Covid-19 que impulse la demanda en el segundo semestre.

Los posibles lanzamientos de vacunas de alta eficacia en el corto plazo serían un punto de inflexión para la demanda, ya que podrían conducir a una recuperación económica más sostenible, dijo el banco en una nota.

Barclays pronosticó que el Brent tendrá un promedio de 53 dólares el barril y que el crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos promediará 50 dólares el barril en 2021.

Los papeles de las petroleras estadounidenses ExxonMobil y Chevron subieron 6.55 y 6.11%, respectivamente en Wall Street, mientras que las de la francesa Total ganaron 4.70% en París.

Los títulos de la holandesa Royal Dutch Shell tuvieron un incremento de 4.62% en Amsterdam y las de British Petroleum ganaron 3.70% en Londres.

Extienden avances

Los precios del petróleo subieron más de 2% el lunes, extendiendo su avance de la semana pasada, por expectativas de una recuperación en la demanda tras los exitosos ensayos de varias vacunas contra el coronavirus.

El Brent subió 1.10 dólares, o 2.45%, a 46.06 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate ganó 91 centavos, 0 2.16% a 43.06 dólares el barril.

Ambos referenciales subieron 5% la semana pasada.

La mezcla mexicana de exportación subió 1.06 dólares o 2.65% a 41.07 dólares el barril.

La farmacéutica británica AstraZeneca dijo que ssu vacuna, desarrollada junto con la Universidad de Oxford, podría tener una efectividad de alrededor del 90% bajo un régimen de dosificación.

“Otra dosis de noticias favorables sobre la vacuna contra el coronavirus ha provocado un renovado repunte de las acciones que se ha derramado fácilmente al sector petrolero”, dijo Jim Ritterbusch, presidente de Ritterbusch and Associates.

Las perspectivas de la demanda han mejorado con noticias que indican avances hacia el desarrollo de vacunas contra el Covid-19.

“Los precios del crudo comenzaron la semana positivamente, capitalizando las noticias sobre una vacuna contra el Covid-19; las estimaciones sobre disponibilidad de estas vacunas reemplazan a las preocupaciones sobre la demanda de petróleo a corto plazo”, estimó Bjornar Tonhaugen, de la consultora Rystad Energy.