La petrolera estatal de Arabia Saudita inició el arranque de salida a la bolsa, anunciando su intención de cotizar en la bolsa nacional a medida que el reino busca diversificar su economía y crear la compañía cotizada más valiosa del mundo.

Pero en su tan esperado anuncio, Aramco, la compañía más rentable del mundo, ofreció pocos detalles sobre el número de acciones a vender, el precio o la fecha de lanzamiento.

"Saudi Aramco confirma su intención de entrar en Tadawul, la bolsa nacional saudita", dijo la compañía en Twitter, tras recibir el visto bueno del regulador saudita del mercado financiero.

"Es una etapa significativa en la historia de la compañía y un progreso importante para implantar 'Visión 2030', el plan del reino para una diversificación y un crecimiento económico duraderos", declaró el presidente del consejo de administración de Aramco, Yasir Al Rumayyan, en un comunicado.

El calendario inicial previsto apuntaba a una salida en dos fases: la primera en el Tadawul, en diciembre de 2019, y la segunda en 2020 en una bolsa internacional, según fuentes conocedoras del caso.

Sin embargo Rumayyan descartó este domingo este calendario. "En lo que concierne a la salida (internacional), lo haremos saber a su debido tiempo. Por el momento será solo Tadawul", indicó, sin precisar la fecha.

La petrolera indicó que sus acciones estarán disponibles para los inversionistas institucionales, los ciudadanos sauditas, los residentes extranjeros en Arabia Saudita y los ciudadanos de los países del Golfo.

Banqueros han dicho al gobierno saudí que los inversionistas probablemente valorarán la compañía en alrededor de 1.5 billones de dólares, una cifra abajo de la valoración de 2 billones de dólares anunciada por el príncipe heredero Mohammed bin Salman cuando lanzó por primera vez la idea de salida a la bolsa hace casi cuatro años.

Aramco tampoco mencionó qué medidas ha tomado para reforzar la seguridad tras los ataques sin precedentes a sus plantas petroleras en septiembre.

Fuentes han dicho a Reuters que la compañía petrolera podría ofrecer entre el 1% y el 2% de sus acciones en la bolsa local, recaudando entre 20,000 y 40,000 millones de dólares. Un acuerdo de más de 25,000 millones de dólares superaría el récord del gigante chino del comercio electrónico Alibaba en 2014.

"Hoy es la oportunidad adecuada para que los nuevos inversores puedan cosechar los beneficios de la capacidad de Aramco para lograr valor y aumentarlo a largo plazo", dijo Yasir al-Rumayyan, en una conferencia de prensa en la sede de la empresa en Dhahran.

La compañía pasará los próximos 10 días hablando con los inversionistas y sondeando su interés y el rango de precios seguirá, dijo.

La salida a bolsa de la compañía más rentable del mundo está diseñada para impulsar la agenda de reforma económica del Príncipe Heredero Mohammed bin Salman mediante la recaudación de miles de millones para diversificar la economía del reino.

Aramco representó cerca de uno de cada ocho barriles de petróleo crudo producido a nivel mundial entre 2016 y 2018, dijo el domingo.

Sus ingresos netos para el tercer trimestre de 2019 ascendieron a 21,100 millones de dólares, según cálculos de Reuters, achicando los ingresos para el mismo período de gigantes petroleros como Exxon Mobil Corp, que fueron de poco más de 3,000 millones de dólares.

Rumayyan dijo que la valoración debería ser determinada después de la presentación a los inversores. El director ejecutivo Amin Nasser dijo en la misma conferencia de prensa que Aramco planea publicar el prospecto el 9 de noviembre.

Para ayudar a cerrar el trato, Arabia Saudita confía en la facilidad de crédito para los inversionistas minoristas y en las contribuciones de los ricos locales.

kg