Un nuevo desplome en los precios internacionales del petróleo provocó que la mayoría de las bolsas de valores a escala mundial terminaran la segunda sesión del año con caídas.

El crudo Brent del mar del Norte perdió 6.04% y se vendió en 53.01 dólares por barril, mientras que el referencial estadounidense, el West Texas Intermediate cayó 5.35% para ubicarse en 49.87 dólares por barril.

Por su parte la mezcla mexicana de exportación cayó el lunes 7.34% para cotizarse en 41.52 dólares por barril.

Pero ésa no fue la única razón de la caída de los principales índices bursátiles del mundo. La incierta situación política de Grecia de cara a los próximos comicios electorales y los comentarios de Alemania en el sentido de que el país helénico podría salir de la zona euro ayudaron a pronunciar más las caídas.

En Nueva York, el Promedio Industrial Dow Jones cerró con caída de 1.86% a 17,501.65 unidades. El S&P 500 bajó 1.83% a 2,020.58 unidades, y el tecnológico Nasdaq perdió 1.57% para quedar en 4,652.57 unidades.

Los inversionistas se mostraron preocupados y están a la espera esta semana de la publicación de las minutas de la reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, así como de la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

También influyeron la incertidumbre ante el desplome de los precios del petróleo, y las perspectivas de un triunfo de la izquierda radical en las elecciones legislativas anticipadas en Grecia, que repercutirán en las políticas de ajuste en la Unión Europea.

Peor caída en tres años

Las acciones europeas se desplomaron el lunes, ante preocupaciones por el futuro de Grecia en la zona euro y una fuerte caída en los precios del petróleo y del cobre que castigaron principalmente a los sectores financiero y de materias primas.

Las acciones de los sectores energético y minero fueron las más golpeadas. Los índices europeos de petróleo y gas, y de insumos básicos cayeron 4.9 y 3.6%, respectivamente, después de que el exceso de suministro llevó los precios del crudo a mínimos de cinco años y medio.

Además, los precios del cobre en la Bolsa de Metales de Londres tocaron un mínimo de cuatro años y medio.

El índice Euro Stoxx 50 de los principales valores de la zona euro cerró con una baja de 3.7%, la mayor caída porcentual diaria desde fines del 2011. El griego ATG cayó 5.6%, con fuertes descensos en el sector bancario.

El surgimiento del partido Syriza, contrario a las medidas de austeridad, provoca escalofríos en los inversionistas. Una victoria de la izquierda no significa automáticamente la salida griega de la zona euro, pero los operadores lo verán así , dijo el analista de IG Alastair McCaig.

El índice FTSE MIB de la Bolsa italiana y el español Ibex cayeron 4.9 y 3.5%, respectivamente, mientras que el FTSE de Londres, el alemán Dax y el francés CAC 40 perdieron entre 2 y 3.3 por ciento. El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 perdió 2.3% y terminó en 1,332.47 puntos.

Aunque la mayoría de los sectores terminó en terreno negativo tras la ola de ventas, el índice de ocio y turismo , que bajó 0.7%, tuvo un mejor desempeño por expectativas de que un petróleo más barato y un euro más débil ayudarán a las compañías.

Muchos inversionistas esperan que el mercado obtenga apoyo del Banco Central Europeo. Datos que mostraron que la inflación en Alemania se desaceleró en diciembre a un mínimo en más de cinco años han reforzado los argumentos para que el BCE anuncie medidas poco convencionales este mes.

Precios del petróleo

[email protected]