Londres- El petróleo descendía al mínimo en cuatro meses este lunes, debajo de 113 dólares por barril, por las preocupaciones de que los resultados electorales en Europa puedan poner en riesgo a los planes de la región para resolver la crisis de la deuda.

Aparte, los últimos datos flojos del mercado laboral estadounidense generaron dudas sobre el crecimiento de la demanda de crudo.

Los precios del petróleo, que han caído cuatro sesiones consecutivas, sufrieron una ola de ventas el viernes cuando se conoció que las contrataciones no agrícolas en Estados Unidos se moderaron por segundo mes seguido en abril, alimentando los temores de una baja de la demanda de combustible.

Esa sensación creció con el resultado de las elecciones en Francia y Grecia, que generó temores sobre su capacidad para implementar nuevas medidas de austeridad, consideradas clave para resolver la crisis de la deuda del bloque.

"Los optimistas que recientemente pensaban que ya estaban descontados la mayoría de los riesgos en relación con el euro ahora están descubriendo que de ninguna manera ese es el caso", dijeron los analistas de Commerzbank Carsten Fritsch y Eugen Weinberg en un informe.

"Los resultados de las elecciones en Grecia y Francia son evidencia de que los votantes no están dispuestos a pagar por los severos programas de austeridad", agregaron.

"Pensamos que esto afectará al euro, a la confianza del mercado y a los precios de las materias primas por algún tiempo", dijeron.

A las 1249 GMT, los futuros de crudo Brent perdían 32 centavos, a 112.86 dólares por barril, luego de anotar mínimos desde fines de enero a 110.34 dólares. El contrato referencial cayó 2.5% el viernes.

Los futuros del crudo estadounidense cedían 91 centavos, a 97.58 dólares por barril, tras anotar mínimos de 95.34 dólares, su menor nivel desde el 20 de diciembre del 2011.

El petróleo estadounidense cedió casi 4% el viernes, su mayor descenso desde diciembre, para caer por debajo de 100 dólares por barril por primera vez desde febrero.

El crudo Brent se encamina a pérdidas de cuatro días de cerca de 6%, el mayor declive desde agosto del año pasado, mientras que el petróleo estadounidense de dirige a un retroceso de más de 8% en el mismo periodo, el mayor en más de seis meses.

En tanto, el dólar ganaba casi 0.3% contra una cesta de monedas el lunes, afectando a los activos denominados en esa moneda como el petróleo y el oro.

ros