Los precios del petróleo bajaron nuevamente este viernes en Londres y Nueva York, donde el barril se mantuvo apenas sobre 70 dólares, en un mercado incapaz de recuperarse en medio de la crisis presupuestaria en la zona euro y sus eventuales consecuencias sobre la recuperación económica.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en julio, nuevo contrato de referencia, terminó en 70.04 dólares, en descenso de 76 centavos en relación al jueves.

En el InterContinentalExchange, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento perdió 16 centavos a 71.68 dólares.

"El mercado trató de estabilizarse, pero volvió a bajar hacia el final de la jornada", constató Tom Bentz, de BNP Paribas. "Nada cambió, la tendencia continúa a la baja, hasta prueba de lo contrario. Necesitamos una estabilización de todos los mercados, que se recuperen las Bolsas, datos económicos positivos, menos negativismo proveniente de Europa ...".

Los precios del crudo en Nueva York perdieron cerca de 20% desde inicios del mes. En las dos últimas semanas, solamente cerraron en alza dos veces.

"El mercado continúa dominado por el miedo", resumió Phil Flynn, de PFG Best Research. "Esto se parece mucho a la caída de precios que siguió a la quiebra de (el banco) Lehman Brothers".

"Hace meses que el mercado ignora que la oferta es abundante, porque creía que lo peor de la crisis había pasado", agregó. "Ahora es evidente, en vista de lo que pasa en Europa, que nos esperan días difíciles y en consecuencia el mercado pone en duda sus previsiones de demanda de energía. Si el optimismo sobre la economía desaparece, queda solamente una oferta a nivel récord", advirtió.

Los operadores temen que las medidas de austeridad puestas en práctica en la zona euro afecten la demanda de energía. Temen también que la crisis actual condicione la recuperación de la economía mundial.

RDS