El comportamiento del precio del petróleo continúa siendo un detonante negativo para la economía del país y es que desde finales de 2014 el barril de WTI ha evidenciado una caída de 13.86% y el Brent ha tenido un descenso de 19.15%, tocando mínimos que no se veían desde 2009.

De acuerdo con los analistas, la corrección al alza del precio del crudo no se verá antes de que finalice el primer trimestre, pues aseguran que solo en la segunda mitad del año llegaría a 70 dólares y en 2016, a los 80 dólares.

Juan David Ballén, analista de Casa de Bolsa, dice que esta volatilidad se ve traducida en una guerra política. Los árabes no han querido disminuir su oferta de crudo para no perder participación en el mercado, es una guerra entre estadounidenses y árabes. Esto se debe a que hace un tiempo atrás Estados Unidos era dependiente del crudo que venía de los árabes y ahora es capaz de autoabastecerse , explica.

Los expertos coinciden en que la decisión que tomó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de mantener inalterada su producción y la coyuntura internacional son algunos de los factores determinantes en el comportamiento del precio del petróleo.

Para José David López, analista de Asesorías e Inversiones, el buen momento que atraviesa la economía en Estados Unidos influye en esta tendencia bajista del precio del crudo.

El petróleo muestra una tendencia bajista desde septiembre de 2014, pues ha caído alrededor de 50 por ciento. Esperamos que después del primer trimestre del año estos precios repunten nuevamente, sin embargo no prevemos que el crudo vuelva a tocar los 100 dólares en el corto plazo. Desde septiembre, el WTI ha tenido una caída de 51.42% y el Brent de 54.46 , indica López.

Con este comportamiento del petróleo la incertidumbre del mercado se hace evidente, pues los analistas afirman que de prolongarse, muchas compañías del sector se van a ver perjudicadas por lo que empezarán a cerrar puertas y seguramente tendrán pérdidas de valor en sus cotizaciones de bolsa.

La situación que se explicó anteriormente ha hecho que el dólar se fortalezca y que otras divisas que están asociadas al crudo, como las de México o Colombia, se vean depreciadas.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

fondos@eleconomista.com.mx