Nueva York - El petróleo recortó ganancias en una volátil sesión de este miércoles, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que la economía había perdido fuerza, aunque se abstuvo de ofrecer nuevas medidas de estímulo.

No obstante, datos que mostraron una caída mayor a la esperada en las existencias de crudo estadounidenses la semana pasada dieron impulso al mercado.

Aunque se abstuvo de ofrecer un nuevo estímulo monetario, la Fed destacó que podría lanzar otro programa de compra de bonos para mantener la recuperación de la economía.

Los futuros de crudo Brent cerraron con alza de 1.04 dólares, o de 0.99%, a 105.96 dólares la onza.

En Nueva York, el contrato para entrega en septiembre subió 85 centavos, o 0.97%, a 88.91 dólares por barril, con operaciones entre 87.51 y 89.47 dólares.

La Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) reportó una caída de 6.5 millones de barriles en los inventarios de crudo la semana pasada, el mayor descenso semanal desde diciembre.

Analistas habían previsto un retroceso de 700,000 barriles en un sondeo de Reuters.

Datos que mostraron que los empleadores privados en Estados Unidos crearon más empleos de lo esperado en julio también impulsaron al mercado petrolero. Los datos fueron difundidos antes de reportes de desempleo y nóminas no agrícolas para julio previstos para el viernes en Estados Unidos.

Rob