Los precios del crudo subieron el martes cerca de 2% a un máximo de dos semanas debido al optimismo de que la Reserva Federal de Estados Unidos recortará esta semana su tasa de interés por primera vez en más de 10 años, lo que apoyaría la demanda por combustible en el mayor consumidor mundial.

Además, los operadores esperaban que datos semanales mostraran una baja de los inventarios de crudo de Estados Unidos por séptima semana consecutiva.

El petróleo lleva cuatro días consecutivos ganando terreno.

Ayer, el Brent para entrega en septiembre ganó 1.01 dólares, o 1.6%, a 64.72 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate subió 1.18 dólares, o 2.1%, a 58.05 dólares por barril.

Ambos contratos sumaron un cuarto día consecutivo de alzas y alcanzaron un máximo desde el 15 de julio.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación ganó 2.02%, o 1.16 dólares, a 58.67 dólares el barril.

En los últimos cuatro días, el Brent del mar del Norte ha ganado 2.44% desde el 24 de julio a la fecha, mientras que la mezcla mexicana sube 3.11% y el estadounidense WTI gana 3.88% en el mismo periodo.

La gasolina estadounidense ganó 1.80%, a 1.8969 dólares el galón.

Prevén baja de inventarios

“El petróleo se movió al alza el martes en parte debido a que se anticipa otra baja importante de inventarios esta semana, además de las tensiones que siguen aumentando en el estrecho de Ormuz”, dijo Brian Kessens, gerente de cartera senior de Tortoise.

“La perspectiva de tasas más bajas y las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China están impulsando las perspectivas económicas”, añadió.

La Fed inició el martes su reunión de dos días. La expectativa es que el miércoles anuncie un recorte de los costos de endeudamiento por primera vez desde la crisis financiera hace más de una década.

El crecimiento económico en Estados Unidos se desaceleró menos de lo esperado en el segundo trimestre, fortaleciendo las perspectivas para el consumo de petróleo, pero, en otros países, los datos económicos decepcionantes han aumentado las preocupaciones sobre una expansión más débil.

Exportaciones de crudo iraní pierden en julio

Las exportaciones de petróleo iraní cayeron en julio hasta 100,000 barriles por día (bpd) por el impacto de las sanciones y el aumento de las tensiones con Washington y Londres, según una fuente de la industria y datos de tanqueros, profundizando la rebaja de suministros a nivel mundial.

Estados Unidos reimpuso sus sanciones sobre Irán en noviembre, tras abandonar meses antes el acuerdo nuclear firmado en el 2015 entre Teherán y seis potencias mundiales. En un intento por reducir a cero las ventas de crudo iraní, Washington puso fin en mayo a las exenciones a las sanciones aplicadas a algunos importadores del petróleo de Teherán.

Pese a todo, en julio Irán logró enviar al extranjero unos 100,000 bpd de crudo, según la fuente que supervisa estos flujos. Datos de Refinitiv Eikon situaron los envíos de crudo en una tasa similar y en 120,000 bpd si se incluye el condensado, un tipo de petróleo ligero.

Sara Vakhshouri, analista de SVB Energy International, una consultoría con sede en Washington y Dubai, indicó también que es probable que las exportaciones petroleras iraníes hayan declinado este mes.

Estimó que lo más que puede exportar Irán en la actualidad son entre 225,000 y 350,000 bpd, por debajo de 400,000 bpd que calcula que envió en junio.

“No podemos estar seguros de que toda esta capacidad haya sido vendida en julio”, afirmó. “También, es importante destacar que algunas de las entregas, sobre todo a China, están basadas en contratos IOU, y no son ventas nuevas”.

El desplome de las exportaciones de Irán, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha aumentado el impacto del acuerdo de recorte de suministros liderado por el grupo.

Pese a todo, los precios del crudo se han debilitado hasta 64 dólares por barril desde un máximo anual de 75 dólares, presionados por las preocupaciones sobre la desaceleración del crecimiento económico y la demanda.

Analistas dijeron que el incremento de las tensiones con Estados Unidos, que sostuvo el 18 de julio que había destruido un dron iraní, está limitando las ventas. Los desencuentros también aumentaron con Reino Unido este mes, con el telón de fondo de la captura de varios tanqueros.