Los precios del crudo subieron el martes, ya que más estados estadounidenses aliviarán sus restricciones y la Unión Europea empezó a buscar el regreso de los  de los viajeros, aunque los crecientes casos de Covid-19 en India limitaron las ganancias.

Los futuros del crudo Brent del mar del Norte  ganaron 1.32 dólares, o 1.95%, a 68.88 dólares el barril, tras subir 1.2% en la víspera.

Por su parte, los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) avanzaron 1.20 dólares, o 1.86%, a 65.69 dólares el barril, después de subir 1.4% el lunes.

La mezcla mexicana de exportación subió ayer 1.26 dólares o 2.05% para cotizar en 62.86 dólares el barril.

"Los mercados se mostraron optimistas al comenzar el día, impulsados por el movimiento de vuelos entre Estados Unidos y Europa", dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group.

La demanda de diésel se ha resentido durante la pandemia, lo que pesa sobre los mercados petroleros mundiales.

Los precios están siendo respaldados por la perspectiva de una mejora de la demanda de combustible en Estados Unidos y Europa, en un momento en que los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut se disponen a aliviar sus restricciones por la pandemia y la UE planea abrirse a más visitantes foráneos que estén vacunados, dijeron analistas.

"La fortaleza actual es liderada por la gasolina en Estados Unidos, donde la demanda se considera saludable, ya que cada vez más conductores salen a la carretera", afirmó Tamas Varga, analista de PVM Oil Associates.

En India, el número total de infecciones se acerca a los 20 millones, impulsado por el duodécimo día consecutivo con más de 300,000 nuevos casos, lo que se espera impacte en la demanda de combustible en el segundo país más poblado del mundo tras China.

A la baja, inventarios en EU

Los inventarios de crudo y combustible cayeron drásticamente en la última semana, según dos fuentes del mercado, que citan cifras del Instituto Americano del Petróleo.

Los inventarios de crudo cayeron 7.7 millones de barriles en la semana que terminó el 30 de abril. Los de gasolina bajaron 5.3 millones de barriles y los de destilados disminuyeron 3,5 millones de barriles, mostraron los datos, según las fuentes que hablaron bajo condición de anonimato.