El precio del petróleo subió el miércoles, apoyado por expectativas de que el nuevo gobierno de Estados Unidos realizará un enorme gasto para estimular la economía que impulsaría su demanda, así como por políticas que ajustarán la oferta de petróleo.

El crudo Brent ganó 18 centavos o 032%, a 56.08 dólares el barril. El petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos sumó 26 centavos, o  0.49%, a 53.24 dólares, mientras que la mezcla mexicana de exportación ganó 30 centavos o 0.58% a 51.97 dólares el barril.

Se espera que el presidente Joe Biden, quien asumió el miércoles, tome medidas para frenar a la industria del crudo del país, incluyendo el reingreso al Acuerdo de París, la cancelación de un permiso para el oleoducto Keystone XL y una pausa en la perforación en el Ártico.

"Va a significar mayores precios y el mercado está empezando a descontar esa realidad", dijo Phil Flynn, analista senior de Price Futures Group en Chicago.

La nominada a secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, instó el martes a los legisladores a "actuar en grande" en lo relativo al gasto. La caída del dólar después de sus comentarios ayudó al repunte del crudo, dijeron analistas.

Un recorte récord en 2020 del bombeo de la OPEP y sus aliados, grupo conocido como OPEP+, ayudó a elevar los precios desde mínimos históricos.

Este mes, el Brent alcanzó un máximo de 11 meses de 57.42 dólares, luego de que de Arabia Saudita se comprometió a recortes adicionales.