LONDRES - Los precios del crudo repuntaban el lunes por arriba de 110 dólares el barril después de que los enviados de la Unión Europea (UE) acordaron un embargo al petróleo iraní a partir de julio, lo que alentó mayores amenazas de Teherán de cerrar una vía crucial para las exportaciones petroleras.

Los futuros del petróleo Brent subían 72 centavos a 110.58 dólares el barril las 1432 GMT.

El petróleo estadounidense ascendía 61 centavos a 98.94 dólares el barril.

Ambos contratos escalaron luego de las amenazas de un miembro del parlamento iraní de cerrar el Estrecho de Ormuz si son bloqueadas las exportaciones petroleras de Irán.

Este lunes más temprano, la Unión Europea (UE) llegó a un acuerdo que prohíbe la firma de todos los nuevos contratos para importar, comprar o transportar crudo iraní y sus derivados.

No obstante, los países de la Unión Europea con contratos existentes de crudo iraní y productos derivados tendrán hasta el 1 de julio para cumplir con esos contratos.

"Pese a la demora en la implementación total, (el anuncio de la veda) no ha hecho subir mucho el precio", dijo Christopher Bellew, operador de Jefferies Bache. "Incluso podría no implementarse nunca en forma plena. Nadie sabe qué pasará entre hoy y el 1 de julio".

Los precios del petróleo también eran impulsados por el débil dólar, lo que abarata el costo de las materias primas en esa moneda para los tenedores de otras unidades.

El dólar caía 0.54% frente a una cesta de monedas a las 1429 GMT.

Por otra parte, continuaban los intentos para reestructurar la deuda de Grecia antes del vencimiento de un pago clave el 20 de marzo, cuando el país vence el pago de 14,500 millones de euros (18,700 millones de dólares).

Por su parte, Francia y Alemania dijeron este lunes que un acuerdo con inversores del sector privado para reducir el límite de la deuda griega estaba "tomando forma".

El acuerdo busca evitar una caótica cesación de pagos que podría amenazar a todo el bloque.

"Los inversores están un tanto optimistas de que habrá cierto tipo de acuerdo que involucre al sector privado", dijo Michael Hewson, analista de CMC Markets.

ros