Los precios del petróleo subían levemente este martes, debido a que los inversores apostaban a que los ajustados suministros y las crecientes tasas de vacunación ayudarán a contrarrestar cualquier impacto en la demanda derivado de los crecientes casos de Covid-19 en el mundo.

Los futuros del crudo Brent subían 23 centavos, o un 0.3%, a 74.73 dólares por barril a las 11:50 GMT. Los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos ganaban 7 centavos, o un 0.1%, a 71.98 dólares por barril.

Los precios de referencia se mantuvieron firmes, incluso después de que Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos que no viajen a España y Portugal debido al aumento de casos de Covid-19.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo a Reuters que no se eliminarían las restricciones de viaje más amplias debido a la altamente infecciosa variante Delta y al aumento de los contagios a nivel local.

Dado que el crecimiento de la demanda de petróleo probablemente supere el crecimiento de la oferta en el corto plazo, esperamos una escasez del petróleo durante el verano, lo que debería impulsar los precios del petróleo", dijeron analistas de UBS en una nota de investigación.

En una señal alentadora para la demanda de combustible, Reino Unido informó el lunes su total diario más bajo de nuevos casos de Covid-19 desde el 4 de julio, lo que sugiere que un reciente aumento en las infecciones ha superado su punto máximo.

La sede olímpica de Tokio, sin embargo, reportó un número récord de casos de coronavirus el martes, incluso cuando los atletas siguen compitiendo en la ciudad en el cuarto día de los Juegos Olímpicos.

Analistas que realizan un seguimiento de los datos de movilidad siguen confiados sobre la demanda de combustible y cuentan con las vacunas para evitar nuevos confinamientos estrictos.

Se espera que los mercados mundiales de petróleo sigan siendo deficitarios a pesar de la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos colectivamente como OPEP+, de aumentar la producción durante el resto del año.

Los inversores esperan el martes los datos de inventario del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés) y el miércoles de la Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos para obtener más pruebas de que la demanda se mantiene.