Los precios del petróleo terminaron en alza el martes, en un mercado que anticipa una desaceleración del incremento de las existencias de crudo en Estados Unidos y reaccionando a una situación internacional favorable a una reducción de la producción.

El precio del barril de light sweet crude (WTI) para entrega en diciembre ganó 1.76 dólares a 47.90 dólares, su nivel más alto en tres semanas.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en diciembre recuperó 1.75 dólares, a 50.54 dólares, en el Intercontinental Exchange (ICE).

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación se mantuvo en línea con sus pares internacionales y concluyó en 39.54 dólares por barril, un alza de 88 centavos respecto del cierre del lunes, que equivale a 2.28 por ciento.

El mercado continúa haciéndose eco de un persistente optimismo sobre el hecho de que la reducción de las inversiones fuera de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) será suficiente para reequilibrar el mercado y justificar un cierto grado de corrección de las cotizaciones al alza , resumió Tim Evans, de Citi.

La víspera de la publicación de las cifras semanales del Departamento de Energía (DoE), Evans agregó que el mercado parece también considerar que la perspectiva de un alza de las existencias de crudo en Estados Unidos no es obstáculo para una recuperación de los precios. De hecho, se espera que las existencias aumenten y que las de los productos petroleros como la gasolina y los destilados retrocedan, como sucedió la semana pasada, cuando los precios dieron un salto , destacó.

Una estimación de las existencias petroleras estadounidenses serán brindada en la noche de este martes por la asociación profesional API.Varios analistas apuestan por un enlentecimiento del aumento de las reservas de crudo, favorecido por la puesta en servicio de las refinerías tras operaciones de mantenimiento, que de ahora en adelante producirán combustible para calefacción cuando en Estados Unidos las temperaturas comienzan a descender.Otros especialistas estimaron que el alza de las cotizaciones fue mayor como consecuencia de circunstancias puntuales, la baja de la producción en Libia y una huelga obrera en el sector petrolero de Brasil.Varios observadores alertaron sobre la fragilidad de la recuperación en curso. Hay muchos movimientos técnicos , dijo Melek, estimando improbable que la recuperación se mantenga, al tiempo que Williams calcula que el precio del barril se estabilizará en 45 dólares.