LONDRES - El crudo Brent subía estejueves en medio de la debilidad del dólar, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que mantendría las tasas de interés bajas por más tiempo de lo que se creía, para alentar la recuperación económica.

No obstante, un incremento en las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en Estados Unidos limitaban las ganancias.

El crudo Brent para entrega en el próximo mes subía 1.80 dólares, a 111.61 dólares por barril, revirtiendo dos días de pérdidas, y apenas por debajo de máximos intradía de 111.89 dólares por barril.

El crudo estadounidense subía 1.72 dólares, a 101.12 dólares, en el segundo día de ganancias.

Los mercados celebraron el panorama para las tasas de la Fed, y las acciones europeas, los metales básicos, el oro y el euro avanzaban ya que la declaración del banco central ayudó a contrarrestar los temores entre los inversores acerca de la crisis de la deuda griega.

Las solicitudes iniciales de seguro de desempleo en Estados Unidos se incrementaron en 21,000 a una tasa ajustada estacionalmente de 377,000, dijo el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana anterior fue revisada al alza a 356,000 desde 352,000.

El comentario del presidente de la Fed, Ben Bernanke, de que el organismo monetario podría considerar un nuevo alivio monetario hizo bajar al dólar, lo que daba respaldo al petróleo.

La baja del dólar hace que los activos denominados en esa divisa sean más baratos para los tenedores de otras unidades. El denominado índice dólar perdía 0.48%, luego de retroceder más temprano al mínimo en cinco semanas.

"Una política monetaria expansiva debería ayudar a la economía estadounidense para que continúe su recuperación", dijo en un informe Dominick Chirichella, del Instituto de Administración de la Energía de Nueva York.

"De ser así, debería resultar en un retorno al crecimiento del consumo de petróleo y de allí que se ve el resultado alcista o positivo en el mercado del crudo en las últimas 24 horas, al igual que todas las materias primas en general", agregó.

Pero otros analistas advertían que la última ronda de alivio monetario fue acompañada por una escalada de los precios del petróleo, lo que podría dañar a la demanda en momentos en que siguen los problemas económicos de la zona euro.

Grecia seguía siendo el centro de atención, dado que las negociaciones sobre un canje de su deuda entre acreedores del sector privado y funcionarios continúan antes de la fecha límite de marzo cuando Atenas enfrente un vencimiento de bonos.

ros