Londres- El petróleo Brent subía este viernes hacia los 109 dólares el barril con un panorama más positivo para la economía de China, el segundo mayor consumidor mundial de crudo, aunque las preocupaciones sobre el impacto de una posible crisis fiscal estadounidense limitaban el avance de los precios.

El crudo Brent se encaminaba a su primera alza semanal este mes. El contrato de enero, que vence el viernes más tarde, subía 1 dólar a 108.91 dólares el barril.

El crudo en Estados Unidos para entrega en enero subía 20 centavos a 86.09 dólares y se encaminaba a su quinta alza semanal.

El crecimiento del enorme sector manufacturero de China se aceleró en diciembre, reforzando las señales recientes de un fortalecimiento en la recuperación económica del país que podría impulsar la demanda de combustibles.

El índice adelantado de gerentes de compra de HSBC para diciembre subió a 50.9, el mayor nivel desde octubre del 2011 y el quinto mes consecutivo de alza.

Días atrás, un informe mostró que las importaciones de crudo de China igualaron en noviembre la tercera tasa diaria más alta de la que se tiene registro debido a que nuevas unidades de refinación iniciaron sus operaciones.

Sin embargo, los precios del petróleo mantendrían un techo en tanto no se resuelva en Estados Unidos un desacuerdo sobre cómo evitar el "precipicio fiscal", una serie de fuertes alzas de impuestos y recortes de gastos que entrarían en vigor a principios del próximo año.

La frustración por la falta de avances en las tratativas para evitar la crisis fiscal crece al acercarse el plazo fijado, eclipsando datos que mostraron una caída en los pedidos por subsidios de desempleo la semana pasada a un mínimo en casi cuatro años y un repunte en las ventas minoristas de noviembre.

Presionando a los precios del petróleo, un índice de gerentes de compras sugirió que la recesión en la zona euro se profundizó en el trimestre actual luego de que el sector privado del bloque sufriera en diciembre un undécimo mes seguido en contracción.

ros