Los precios del petróleo subieron más de 1% el lunes, impulsados por la reapertura de la economía europea y el aumento de la demanda en Estados Unidos, tras haber caído antes en la sesión debido al alza de los casos de coronavirus en Asia y a decepcionantes datos de la industria china.

El crudo Brent terminó la sesión con un alza de 75 centavos o 1.09%, a 69.46 dólares el barril, y el crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos avanzó 90 centavos, o 1.38%, a 66.27 dólares el barril. La mezcla mexicana de exportación, por su parte, subió 95 centavos o 1.52% a 63.55 dólares el barril.

La economía británica reabrió, dando algo de libertad a 65 millones de personas tras un confinamiento de cuatro meses por el Covid-19. Con la aceleración de la vacunación, Francia y España han relajado las restricciones y el sábado, Portugal y los Países Bajos suavizaron las limitaciones a los viajes.

La promesa de crecimiento económico ha apoyado los precios del petróleo en las últimas semanas, pero el ritmo de la inflación ha mantenido a muchos inversionistas preocupados por la posibilidad de que las tasas de interés suban.