El petróleo se recuperaba de varios días de baja y subía a cerca de 107 dólares por barril el viernes, pero su avance estaba limitado por especulaciones de que un sólido reporte del mercado laboral en Estados Unidos podría alentar a la Reserva Federal a reducir aún más sus medidas de estímulo en ese país.

Los mercados petroleros tuvieron una débil reacción a datos comerciales mixtos en China que se publicaron el viernes, y los operadores están ahora a la expectativa del informe de empleo en Estados Unidos que mostraría que las nóminas no agrícolas en ese país habrían aumentado en 196,000 en diciembre.

El petróleo Brent sumaba 53 centavos a 106.92 dólares por barril a las 1133 GMT, luego de perder 76 centavos en la víspera, en una volátil sesión en la que el contrato varió más de 2 dólares.

El contrato referencial se dirige a cerrar estable la semana, luego de caer a cerca de mínimos de dos meses el jueves, porque inversores valoraban la creciente producción de crudo en Libia y el aumento de tensiones en el país y en otras partes de la región.

El petróleo en Estados Unidos, el WTI subió en más de 1 dólar antes de recortar ganancias para cotizar con un alza de 96 centavos a 92.62 dólares por barril a las 1133 GMT. El contrato tocó mínimos de ocho meses de 91.24 dólares el jueves y se encaminaba a cerrar con pérdidas por segunda semana consecutiva.

El petróleo era apuntalado, además, por datos que mostraron que las importaciones chinas de crudo aumentaron un 13% en diciembre frente al mismo mes de un año atrás a un récord de 6.31 millones de barriles por día.

Pero las importaciones en el segundo consumidor mundial de petróleo después de Estados Unidos subieron un 4% el año pasado, menos que incremento de casi un 7% de 2012.

Datos comerciales de China de diciembre también fueron mixtos. Las exportaciones crecieron poco menos de lo esperado, un 4.3% respecto del año pasado, mientras que las importaciones superaron los pronósticos con un incremento de un 8.3 por ciento.

frm