Londres - El petróleo subía este miércoles a su mayor nivel en nueve meses, apoyado por preocupaciones sobre Irán, incluso a pesar de que unos datos económicos débiles de Europa y China plantearon dudas sobre el panorama del crecimiento global, afectando a otros activos sensibles a la demanda.

El crudo Brent para entrega en abril subía 0.3%, a 122.03 dólares por barril, tras anotar su mayor nivel desde mayo.

El crudo estadounidense para abril perdía 0.23%, a 106.01 dólares por barril.

El regulador nuclear de la ONU finalizó su última misión a Irán tras el fracaso de las conversaciones sobre lo que se sospecha es un programa secreto de armas atómicas de Teherán, un revés que probablemente incremente el riesgo de una confrontación con Occidente.

Rusia advirtió a Israel que no ataque a Irán por su programa nuclear, diciendo el miércoles que una acción militar tendría consecuencias catastróficas.

"Irán sigue siendo el tema principal, mantiene a los precios bien respaldados", dijo Andy Sommer, analista de EGL en Dietikon, Suiza.

Los compradores asiáticos y europeos del crudo iraní están recortando sus importaciones. Los principales consumidores asiáticos del petróleo de Irán -China, India y Japón- prevén reducciones de al menos 10% en las importaciones de petróleo de Irán este año.

Los últimos acontecimientos en el enfrentamiento diplomático entre Irán y las naciones occidentales contrarrestaban el efecto de la debilidad de los datos económicos que insinuaron que las economías de China y Europa tienen dificultades para retomar un crecimiento robusto.

El sector servicios de la zona euro se contrajo imprevistamente este mes, reviviendo los temores de que la economía en su conjunto también pueda hundirse en la recesión, mostró el miércoles el índice de gerentes de compras del sector servicios de la zona euro de la firma Markit.

En China, el sector manufacturero se contrajo en febrero por cuarto mes seguido pues los nuevos pedidos de exportación cayeron fuertemente de cara a la crisis de la deuda del área del euro, agitando temores sobre la demanda de hidrocarburos en el país, segundo mayor usuario de petróleo a nivel global.

ros